Las 5 técnicas para hacer la chuleta perfecta para exámenes

como copiar en un examen

De cara a una prueba escrita, todos hemos querido alguna vez hacer la chuleta para examen perfecta, la cual podamos utilizar sin miedo a ser pillados durante la prueba pero… ¿Cómo hacer la chuleta perfecta para exámenes? Vamos a repasar las 5 técnicas que mejores resultados dan para poder copiar en un examen:

  1. El Pinganillo:

    examen pinganilloSin duda, la forma más efectiva de copiar en un examen es el uso del pinganillo. Con este dispositivo podremos mantener una conversación secreta con una persona que esté en el exterior del aula y pueda dictarnos las respuestas del examen. Los modelos de pinganillo más recientes son completamente invisibles y su calidad de construcción proporcionará un sonido claro y suficientemente alto como para entenderlo y oírlo nosotros sin que nos oigan el resto de personas a nuestro alrededor.

  2. El cambiazo:

    cambiazo examenEste método consiste en tener preparado antes de la prueba un examen completamente resuelto. Generalmente se suelen realizar varios posibles modelos, entorno a las ideas o preguntas que tienen más probabilidad de salir en el examen. Una vez en el aula, y en un momento de descuido del profesor, se debe realizar el cambio de las hojas en blanco para rellenar, por las que hemos realizado anteriormente, este gesto debe ser lo más meticuloso y silencioso posible. Para no levantar sospecha, es aconsejable disimular durante al menos hasta la mitad del tiempo total de la prueba, efectuando ciertas acciones que imiten la escritura.

  3. Chuleta en la calculadora:

    chuleta examen calculadoraEsta es una técnica tan legendaria como las propias calculadoras Casio. Es recomendable utilizarla para exámenes de tipo científico en el que se requiera memorizar fórmulas y demás valores. El procedimiento es sencillo a la vez que efectivo, con un lápiz o portaminas podemos rellenar la información que queramos tener en el examen en la tapa y reverso de nuestra calculadora. Este texto sólo será visible desde ciertos ángulos de la luz solar, por lo que pasará desapercibido para cualquier profesor.

  4. Chuleta en la mesa del aula:

    chuleta examen mesaAl igual que en la anterior técnica, esta chuleta se basa en tener por escrito las idas más importantes que nos ayudarán durante el examen, en este caso, en nuestra mesa. El handicap de esta técnica es que se necesita un tiempo de preparación que a veces es difícil de conseguir si no vamos a hacer la prueba en nuestro aula habitual de clase. Por otro lado tiene como ventaja la facilidad de uso, puesto que podemos leer el texto como si estuviéramos revisando nuestro examen; además es fácil disimular tapándolo con la hoja. Lo peor, es que ante una posible sospecha del profesor, con mucha seguridad seremos descubiertos.

  5. Chuleta convencional en papel:

    chuleta examen tradicionalPor último, no podía faltar en este ránking la chuleta tradicional, escrita con letra muy pequeña (a poder ser con un bolígrafo Pilot), en un papel que podremos guardar en algún bolsillo de nuestra ropa y tapar durante el examen entre nuestras piernas o detrás de la propia hoja del examen. La mejor evolución de esta técnica, es realizar la chuleta con un ordenador e imprimirla con el tamaño de letra mínimo, así entrara más contenido en menos espacio y pasará más desapercibida durante la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.